Posteado por: acamargob | marzo 6, 2009

Franck Ash Band at Ain’t Nothing But…

Miercoles 3 de Marzo del 2009. Tomo el subterraneo desde Leyton hasta Oxford Circus, donde apeo y hago mi mejor esfuerzo por identificar el sur, despues de un rato identifico Regent Street, encuentro el este, y por consiguiente mi muy anticipado sur. Le hecho un vistaso a la casa de transmicion de la BBC, donde no hace mucho Bono y sus sequaces tocaron en vivo, sin advertirle a nadie, y giro en direccion contraria. Comienzo a caminar por la magnifica avenida, lanzando un vistaso ocasional a los aparadores de ciertas tiendas, donde una explosion de colores y formas invade mis sentidos. Aun asi, no dejo que nada me distraiga de mis objetivos.  Mi primer meta es encontrar Carnaby Street, en un principio hago un intento por descubrir los enormes globos blancos que hace no mucho tiempo flotaban tranquilamente sobre el callejon. Luego recuerdo que hace tiempo que dejamos atras la epoca festiva y me limito a leer los nombres de cada calle en las esquinas. Despues de un rato llego a mi destino, busco ahora una pequenia plaza denominada “Kingly Court” y la atravieso, en cuanto me encuentro del lado contrario alcanzo a divisar una proyeccion en una de las paredes de los locales, un tanto azulesca que llama mi atencion, hago una pequenia mision de reconocimiento y averiguo que la proyeccion es un pequenio conjunto de blues tocando en lo que parece ser el interior del local opuesto.

 

Barra de Aint Nothing But...

Barra de Ain't Nothing But...


Inmediatamente despues identifico al guardia de la entrada, no me sorprende encontrar un sujeto de tez obscura, con apariencia un tanto amable, aunque no por ello menos intimidante, le pregunto, sin pronunciar una palabra, cual es el cuento para entrar, y el susodicho se limita a senialarme una pobremente definida fila de unos 4 sujetos. Despues de un ratito descubro que para que entre una persona, debe de salir otra, esto me lleva a razonar que el lugar esta lleno, y por lo tanto, debe ser de, por lo menos, aceptable calidad.

 

Una vez dentro hago mis mayores esfuerzos por acercarme lo mas posible a lo que parece ser el escenario. Un vistazo rapido revela la naturaleza exacta del lugar; un largo pasillo que funciona al mismo tiempo de bar y punto de reunion, seguido de un pequenio cuarto lleno de mesas. En una esquina, casi mezclandose con los expectadores, se encuenta el grupo entero; un baterista, un bajista, un tecladista, y el guitarrista-cantante. Agradezco, por mis sentidos de la vista, el olfato, y por mi indumentaria, que sea ilegal fumar en lugares cerrados, hago una anotacion mental sobre la ubicacion de los sanitarios, y vuelvo a la barra para pedir mi primera bebida embriagante. Como siempre, una cerveza.

 

Me hago camino de nuevo al “escenario” y empiezo entonces a poner atencion a la musica. Mis conocimientos sobre el genero son bastante limitados, asi que para identificar si las canciones son originales o covers, observo al resto de los concurrentes… varios parecen conocer las letras de una que otra cancion. Asumo que pocas de ellas son originales, aunque estoy conciente de que cuando se trata de Blues, la improvisacion no es demasiado complicada.

 

La simple tonada del bajo, los ocasionales solos de la guitarra y del teclado, el ambiente del lugar y la cerveza resultan ser bastante efectivos cuando se trata de relajarme los animos, y aunque rapidamente se hace disponible un lugar para tomar asiento, prefiero abandonar mi ahora vacio vaso y bailar un ratito. Quienes me conocen saben que hace falta la musica adecuada para conseguir que mueva algo mas que la cabeza, pero cuando la encuentro, me divierto bastante. Empiezo uniendome a un grupo de amigos, ligeramente mas jovenes que yo al parecer, pero se retiran temprano, ocupo entonces sus asientos para descansar las piernas, y refrescarme con una segunda cerveza, pero en cuanto me la termino resurgen mis animos de movilidad y consigo levantarme de nuevo. Esta vez encuentro a una espectadora bailando sola y me le uno. La banda esta ahora improvisando su ultima cancion y el lugar adquiere una melodia tranquila, casi silenciosa, que no deja de ser bailable. El ahora medio vacio local reduce los limites espaciales, y permite nuevos movimientos. Despues de lo que parecieron 30 minutos (seguro fueron unos diez) la banda decide que ya han cumplido con su obligacion y se han recreado lo suficiente. Se termina la musica y poco a poco todos nos retiramos.

 

Regreso entonces a la calle, el frio me alcanza de inmediato, y pese a la ligereza de mi cabeza, recuerdo que despues de las 11:30 los trenes dejan de recorrer Londres, encuentro mi camino de vuelta a Oxford Circus y abordo mi cotidiano numero 8 hasta llegar a mi flat. Hasta la proxima.

Anuncios

Responses

  1. ta buenisimo tu relato! lo devore varias veces. como dice una cancion de moda por aca: fine, fine, fine; very good, very good, very good, very very very goooooood!

  2. hola andres como me da gusto leer tus comentarios tan originales gracias a ese don que Dios te ha dado de ser observador,sigo pensando que vas a ser un famoso escritor o quiza filosofo ,ya el tiempo nos lo dira.gracias vpor darnos la oportunidad de conocer otros aspectos de la vida en londres.muchos besos y abrazos de tu abuela,sigue como vas,que Dios te bendiga y cuidate mucho.

    • Hola! que bueno que te guste como escribo 😀
      no se si voy a ser filosofo en algun momento de mi vida, siempre he sido mas de numeros, pero pues puede que si siga escribiendo de vez en cuando. Hago lo que puedo por proporcionar un punto de vista diferente al que se tiene por lo general, espero estarlo consiguiendo hasta cierto punto. muchos besos y abrazos de regreso 😀

      Andres

  3. me rei mucho, te imagino bailando ahi jajaj, espero pronto recibir noticias tuyas

  4. ojala puedas escribir mas, nos tienes a todos muy olvidados con tus anecdotas
    platicanos un poco de tu trabajo

  5. Buenisimo relato!!
    me encanto la parte donde describes como es el lugar al entrar, me recordast un libro de Chesterton…
    ese olor a cerveza… pfft q cosas un olor inolvidable… quiero ir a un puuub jaja
    anyways…. cuidate mucho
    me encanto
    simplemente me encanto

    • hola! que buenisisimo que te gusto 😀 yo creo que hasta ahora es de mis entradas favoritas… curiosamente tambien fue una de las que me salieron con mas naturalidad. Creo que en queretaro lo mas cercano a un pub que existe es el Wicklow no?

      que bueno que te haya gustado, los extranio

      Andres

  6. jajajajaj, en ese pub he estado yo… y de echo creo que tengo una entrada por ahí con un video de un concierto dentro. Yo no estuve, pero mis compis lo grabaron y lo subí.

    Es un sitio guapísimo, pero si vas con gente hay que ir prontico para poder levantar trincheras, si no es imposible,jajaja

    • me gusta mucho ir ahi cada que puedo, no siempre consigo compania pero la musica es buena y la bebida no falta 😀

      definitivamente hay que llegar temprano, o estar dispuesto a pasar la noche de pie. la otra alternativa es llegar a una hora del cierre, cuando ya la gente se ha empezado a ir… el baile se pone mas agusto y las mesas empiezan a sobrar 😀


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: